Social generation

Posts Tagged ‘imanol apalategi

Miguel es un hombre pausado, que te mira a los ojos, que transmite sinceridad. Sabe hablar. Sabe utilizar el cuerpo. Los gestos. Las manos. Tiene mucha escuela. Miguel ha sido responsable de Recursos Humanos en España de una de las empresas de ascensores más importantes del mundo. Ha viajado por toda la península dando charlas a los empleados de esta empresa, diseminados por casi todas las capitales de provincias. Ha colaborado con la Cámara de Comercio de Gipuzkoa. Con la UPV. Con la Diputación. Se ha enfrentado con problemas gordos. Paros. Huelgas. Tiene un currículo espectacular. Pero tiene un problema. Bueno, él no tiene el problema, lo tenemos nosotros. Acaba de jubilarse.

A Miguel lo conocí hace unos días. Imanol Apalategui, presidente de la Fundación Etiopía-Utopía, de la que ya os he hablado y de la que me enorgullezco de pertenecer, nos convocó a todos los voluntarios para que nos conociésemos y empezar a poner los cimientos de la nueva estructura. Miguel va a colaborar en lo que sabe, recursos humanos, y allí donde le digan. Es un hombre voluntarioso y con ganas de hacer cosas.

Una semana después fue la presentación. Allí estaba Miguel. Con un pelín de verguenza, me acerqué a él y le agradecí que participase en el proyecto. También aproveché para felicitarle por su currículo. Estuvimos hablando cerca de 10 minutos porque el ajetreo de la presentación nos impidió estar más rato. Pero la conclusión que saqué es que estamos desaprovechando el conocimiento y la experiencia de este hombre. Y como éste, de muchísimos otros. Y ellos, por otra parte, se encuentran con ganas y capacidad para compartir sus años de experiencia.

Las empresas deberían de aprovechar ese cluster de jubilados con capacidad para transmitir su “sabiduría”. Al fin y al cabo, puede haber cambiado mucho la tecnología, pero el comportamiento humano no cambia tanto. A todos nos vendría de maravilla el aprender de alguien que tiene 30 ó 40 años de experiencia, que ha pasado por lo que tendremos que pasar nosotros, de una u otra forma.

Aprovechemos este “know-how”. Saquémosle provecho. Igual no todo nos vale. Estoy convencido de que una gran parte sí.

Yo tengo pendiente una llamada a Miguel para charlar tranquilamente dando un paseo y seguir aprendiendo de él.

Anuncios

A lo largo de mi vida me he encontrado gente que me inspira. No mucha, también he de decirlo. Menos de las que me hubiese gustado. Es difícil encontrarlas. Son personas que tienen un sentido en esta vida, un por qué, como dice Simon Sinek (“cómo los grandes lideres inspiran acciones”). Luchan por algo en lo que creen. Tienen un objetivo y no se paran porque otros no les sigan. Ellos saben lo que quieren (a veces no saben cómo y piden ayuda) y, “erre que erre”, continuan hasta conseguirlo. El resto se unirá a él. Como dice Sinek en el vídeo de Ted, cuando Martin Luther King dió aquella charla frente a 250.000 personas no lo anunció en ningún lugar. Las personas le seguían. Blancos (el 20% de los que acudieron) y negros

Una de estas personas es Imanol Apalategui. Imanol se propuso crear una Fundación para ayudar a las personas desfavorecidas en Wukro, Etiopía. Allí vive y trabaja el padre Angel Olaran, un padre blanco de Hernani. Imanol conoció a Angel hace ya muchos años y se propuso ayudarlo. Entró en el mundo de las ONG pero no se sentía cómodo con esa fórmula. Asamblea, discusiones por “quítame ahí esas pajas”, vuelta a reunirse… Él tenía en la cabeza la idea de una estructura más ágil, más profesionalizada desde el mundo del voluntariado, donde todos aporten pero de una forma estructurada. “No todos pueden saber de todo”.

Imanol tiene este objetivo en la cabeza. Habla con unos, habla con otros. Es un encantador de serpientes y enseguida te involucra en este proyecto. No te presiona pero sabes que está detrás. Te hace llamadas para saber qué tal estás, para que le ayudes con un problema. Tiene contactos en todos los lados. Es incansable. Y todo, porque su vida tiene un sentido. Tiene un por qué. Sabe qué quiere y a dónde va.

Imanol recibe porque da mucho. Es alegre, vital, con fuerza, genera “buen rollo”, ese “buen rollo” que tanta falta  nos hace. Inspira confianza. Sabes que no te va a fallar. Te hace ser mejor persona. Es un líder.

El próximo 9 de junio se pondrá en marcha este sueño, este pequeño sueño que nos lleve a uno mayor. Porque como dice el padre Ángel, “la compasión sería muy bonita cuando la injusticia estuviera resuelta”

logo etiopia-utopia


diegopoloroman76@gmail.com

Únete a otros 2 seguidores

Mi twitter

DELICIOUS