Social generation

Posts Tagged ‘publico objetivo

Como ya os comenté en una entrada anterior, mi hijo ha estado con la varicela. Cuando fuimos al pediatra, éste, según le vio, acertó con el veredicto.

-Que se tome este jarabe y échale talkistina con la piel seca.

¡Qué tendrá que ver el cuerpo humano con el marketing y la comunicación! podrán decir muchos cuando lean la entrada. Para mí, mucha. Y tiene una fácil explicación. Cuanto mejor conozca el médico el cuerpo humano, mejor y más acertado será el diagnóstico que le dé al paciente. Cuanto mejor conozcamos a los públicos objetivos a los que nos vamos a dirigir y cuanto mejor los entendamos, mejor sabremos comunicar nuestros mensajes.

El cuerpo humano se divide en tronco, cabeza y extremidades. El especialista debe conocer a la perfección de qué se compone y cómo funciona cada uno de ellos: nervios, músculos, fibras, huesos… Debe conocerlos individualmente y en su conjunto cuando se conectan entre sí. El médico estudia al paciente, le hace preguntas, mira su historial. Y con esos datos toma una decisión

En marketing y comunicación debería ser exactamente igual. Intentar conocer a nuestros “pacientes” para saber qué receta darles y que realicen la acción que nosotros queramos con una finalidad concreta. Pero debemos profundizar. El público al que nos vamos a dirigir es una de las piezas clave de la comunicación. No sirve con hacer un diagnóstico del tipo “hombres y mujeres de clase media, de entre 18 y 45 años, que viven en Euskadi”. ¿Cuántas personas entran en este perfil? De 18 a 45 años va un mundo, ¿qué es clase media?, ¿qué les gusta?, ¿están en redes?, ¿en cuáles?, ¿qué programas consumen?

¿Cómo quieres que te diga qué es lo que necesitas si no te conozco? O te conocía el año pasado pero has cambiado y este año ya no tienes los mismos gustos porque consumes otros medios de comunicación. Has conocido a gente diferente. Te has dado cuenta de que te influye lo que dicen los demás…

También es verdad que la mayor parte de empresas no se puede permitir un estudio de mercado. Pero existen herramientas más austeras y “caseras” que sí podemos utilizar. Como las reuniones de grupo, las entrevistas. De esta forma, nos acercaremos más a nuestro público objetivo y lo comprenderemos mejor que simplemente haciendo un análisis “por encima”.

El marketing y la comunicación deberían estar respaldadas por acciones con un sentido más profesional y tener una base con mayor rigor para ayudar a vender, que es para lo que nacieron. AYUDAR A VENDER, que no se nos olvide. Y que la frase de John Wanamaker, “la mitad de mi inversión en publicidad se desperdicia, el problema es que no se cuál mitad”, dicha en el siglo XIX, no se siga repitiendo en las empresas. De esta forma, se vería el marketing como una ayuda y no como un gasto que hay que recortar cada vez que hay una crisis.

Por cierto, a mi hijo ya se le ha pasado la varicela. Y gracias a los consejos del médico, la ha pasado sin grandes problemas. 🙂

La varicela es una enfermedad contagiosa causada por el virus varicela-zóster, un virus de la familia de los herpesvirus que también es el causante del herpes zóster. Es una de las enfermedades clásicas de la infancia, que en los niños suele ser leve pero en adolescentes y adultos tiene mayor riesgo de complicaciones. La enfermedad dura alrededor de una semana.

Por desgracia, mi hijo la ha cogido esta semana. ¡Qué le vamos a hacer! Resignación. Lo que me llama la atención ha sido la velocidad con la que se ha propagado. Primero fueron unos granitos debajo del abdomen. Algunos salieron después por la espalda. Poco a poco se han ido expandiendo por todo su cuerpecito. Hoy, apenas hay un centímetro de su cuerpo que no tenga uno de esos granitos.

El concepto viralización viene de la raíz virus. ¿Qué es lo que hace un virus? Se expande por todo el cuerpo, como le ha pasado a mi hijo. Pero mi hijo no lo tenía dentro. Se lo han contagiado. En el colegio, en el parque… Vete tú a saber. Una vez que el virus ha entrado dentro, ha explosionado y ha llegado de forma fulminante a todas las partes de su cuerpo.

Sabemos cómo funciona el virus una vez que está dentro. Pero ¿cómo hacemos para contagiar un virus? Y que sea un virus que nuestro cuerpo no rechace porque pueda estar inmunizado. Ahora estoy hablando metafóricamente y con la cabeza puesta en e marketing y la comunicación. No penséis que soy el doctor Maligno 🙂

Ahí está la clave. Y la clave se llama estrategia. ¿Qué acciones realizar para inocular el virus? Y una vez dentro, o sea, una vez que la gente se haya enterado de que algo pasa, potenciar la fuerza de ese virus para que no haya ningún anticuerpo que lo pueda frenar.

Para saber qué queremos conseguir al inocular el virus y a quién tenemos que introducírselo. tenemos que saber los objetivos y el público objetivo (en una siguiente entrada hablaré de la importancia del público objetivo y su comparación con el cuerpo humano). Cuánto más claros los tengamos, la inversión que realicemos tendrá un mayor y mejor retorno.

Esto no es nada nuevo. Es el ABC del marketing. A veces se nos olvida. Lo que ahora tenemos son nuevas herramientas para hacer que los mensajes lleguen a más personas y de forma más rápida que antes. Tienen múltiples nombres: redes sociales, herramientas 2.0… ¡¡Esto es lo que tenemos que aprovechar!!

Ya nos ha dicho el médico que este año se está encontrando con casos de gripe más potentes que otros años. Igual es que los virus han empezado a conocer también las redes sociales.


diegopoloroman76@gmail.com

Únete a otros 3 seguidores

Mi twitter

DELICIOUS